Alquilar un piso con hipoteca, una práctica frecuente

Alquilar un piso con hipoteca sí es posible, y así lo hacen numerosos propietarios por muy diferentes causas. Porque han cambiado de lugar de trabajo, porque han comprado una vivienda como inversión, porque deciden irse a un piso más grande tras el nacimiento de hijos… Lo cierto que en Bilbao y las localidades del entorno es una práctica muy frecuente. Detrás de esta decisión –alquilar una vivienda que se está pagando por medio de hipoteca- puede haber diferentes motivos, pero, en todo caso, el propietario (hipotecado) debe conocer la rentabilidad de su operación, normalmente con claros beneficios para él.

Aunque ocurre en pocas ocasiones, hay entidades bancarias que prohíben en las cláusulas de la hipoteca poder alquilar la vivienda durante unos años para evitar un posible caso de enajenación forzosa y tener que desahuciar a un inquilino, lo que puede rebajar  el valor de la vivienda.

Una vez comprobadas las cláusulas de la hipoteca, el propietario deberá hacer los cálculos oportunos para saber la viabilidad económica de su operación. En Arrendamiento 10 hemos hablado en ocasiones de la rentabilidad para el propietario a la hora de hacer este tipo de movimientos.

Numerosos propietarios acuden a Arrendamiento 10 cuando deciden cambiarse de vivienda, poner la primera en alquiler y asegurarse el pago mensual de la renta

Así, numerosos propietarios acuden a Arrendamiento 10 cuando deciden cambiarse de vivienda, poner la primera en alquiler y asegurarse el pago mensual de la renta, así como tener todas las garantías y seguridad en el arriendo. Por ejemplo, familia con dos hijos, uno de ellos recién nacido, que optan por irse a otro piso de alquiler más grande.

A esta familia, la renta le sale algo más cara que el precio del alquiler de su nueva vivienda ya que cuentan con tres habitaciones, una más que antes. Aún así, deciden por el ‘trueque’ del alquiler, porque, de este modo, terminan de pagar la hipoteca del primero y, con la renta cubren lo suficiente para poder irse a otro piso de alquiler.

Muchos inquilinos nos preguntan por esta posibilidad. Analizamos contigo los costes y riesgos y, una vez alquilada la vivienda, te ofrecemos el servicio de garantías de Arrendamiento 10.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Hablamos?