Cambios en la duración del contrato de arrendamiento de vivienda

Principalmente los cambios en la duración del contrato de arrendamiento de vivienda suponen un aumento del tiempo mínimo a favor del inquilino que de esta forma pasa de los 3 actuales a los 5  o 7 años dependiendo de la condición del arrendador (persona física o jurídica).

La reforma de la Ley de arrendamientos urbanos de diciembre de 2018 supone importantes cambios en la duración del contrato de arrendamiento de vivienda.

Vamos a analizar los cambios en la duración del contrato de arrendamiento de vivienda aprobados en el Real Decreto-Ley 21/2018.

La entrada en vigor de esta modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) se produjo el 19 de diciembre de 2018.

El Real Decreto-Ley 21/2018 no ha sido convalidado por el Congreso de los Diputados en la votación celebrada el 22.01.2019, por lo que es DEROGADO y por tanto NO SERÁ APLICABLE desde que se publique su derogación en el BOE.

LLos contratos de arrendamiento que se hayan celebrado durante el escaso mes de duración en el que ha permanecido vigente conservan su vigor.

La pretendida reforma llevada a cabo por el Gobierno y que NO HA SIDO APROBADA contemplaba lo siguiente:

Como sabéis la última reforma importante de la  Ley de Arrendamientos Ubanos, que se ocupa de la regulación de los ALQUILERES DE VIVIENDAS se modificó en Junio de 2013, aplicándose a todos aquellos contratos que se celebraron entre el 6.02013 y el 18.12.2018.