¿Cómo se debe actualizar la renta del alquiler?

IGOR GODOY, GERENTE DE ARRENDAMIENTO 10

En Arrendamiento 10 insistimos habitualmente en torno a la importancia de tener un contrato correctamente redactado y definido entre propietario o arrendador e inquilino. Uno de los aspectos más importantes que va a evitar problemas futuros es la actualización de la renta del alquiler de la vivienda, ya que va a definir, sin discusión, lo que debe aumentar la tarifa mensual año a año.

Gracias a ello, en Bilbao, Bizkaia y todo Euskadi, hemos evitado numerosos conflictos que, en muchas ocasiones, se dan por este motivo.

De entrada, hay que señalar que las cláusulas de actualización de la renta del alquiler de una vivienda vienen previstas en el artículo 18 de la Ley de Arrendamiento Urbanos (LAU), aunque este artículo ha sufrido modificaciones en los últimos años.

Según la última modificación del artículo 18 de la LAU de 6 de marzo, el incremento en la renta no puede ser superior a lo que marca el IPC

Como primer requisito para una subida en la renta mensual, y así viene recogido expresamente en la Ley, ese incremento debe estar pactado en el contrato entre el arrendador y el arrendatario de forma expresa. Además, y según la última modificación del artículo 18 de la LAU de 6 de marzo, el incremento en la renta no puede ser superior a lo que marca el IPC. La norma habitual es que ese incremento se ajuste a la subida del IPC interanual en el mes en el que se firma el contrato.

Para calcular el incremento del IPC, en Arrendamiento 10 acudimos al INE, el Instituto Nacional de Estadística y organismo oficial para este tipo de información, y, si hubiera diferentes incrementos, al Instituto Vasco de Estadística, el Eustat, el mismo organismo que define el incremento en Euskadi.

Aquí se puede ver el incremento interanual en el Eustat: https://www.eustat.eus/ipc.html  

Y, aquí, en el INE:  https://www.ine.es/calcula/

Una vez acortada la subida de la renta, ese incremento será exigible al arrendatario a partir del mes siguiente al que se notifique el porcentaje de alteración aplicado. Si el arrendatario lo exige, el arrendador deberá aportar la certificación del Instituto Nacional de Estadística. 

Gracias a un cuidado contrato y una exquisita gestión del alquiler, en Arrendamiento 10  tenemos en cuenta todos los detalles para que tanto el inquilino como el propietario no tengan ninguna duda en su alquiler.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Hablamos?