¿Es lícito el subarrendamiento de una vivienda?

Es una pregunta habitual, cargada, en ocasiones, de muchos mitos y leyendas. Hay que partir de la base de que un subarrendamiento o subarriendo es un contrato de cesión de uso de una vivienda (en realidad, de una parte de ella –ahora veremos por qué–) por parte de un inquilino a otra nueva persona (el subarrendatario).

El inquilino o arrendatario inicial se convierte, por tanto, en subarrendador y así viene reflejado en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), en el artículo 8.2, con lo que, de entrada, el subarriendo es completamente legal.

Ahora bien, la propia ley especifica dos requisitos fundamentales para poder subarrendar una vivienda. 

  • Que en el contrato inicial de arrendamiento conste por escrito el consentimiento del propietario. Este consentimiento puede darse en el primer contrato de alquiler o de manera posterior, pero, en cualquier caso, solo se puede subarrendar la vivienda si ese permiso del propietario tiene carácter previo y está por escrito.
  • Que el subarriendo sea parcial (una habitación, por ejemplo) y que el inquilino inicial (y subarrendador) resida en la vivienda.

La primera conclusión que obtenemos es que el subarriendo es ilegal cuando se realquila toda la vivienda y, en segundo lugar, que en el caso de no cumplir los requisitos supone la resolución del contrato de arrendamiento y, por ende, el contrato de subarriendo.

¿Y por cuánto dinero se puede subarrendar?

La Ley de Arrendamientos Urbanos fija un límite máximo: la propia renta del alquiler. A partir de ahí corresponde a las partes pactar el precio.

El subarriendo es, por tanto, una solución para el inquilino y así lo vemos, en ocasiones, en Arrendamiento 10. Ahora bien, hay que tener muy en cuenta las limitaciones de la ley. Para cualquier aclaración, nuestros asesores estarán encantados de atenderles.

Dejar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Hablamos?